Lesiones En Los Dedos De Los Niños Y Niñas
Ads
Compartir

Lesiones En Los Dedos De Los Y



Nota: Artículo que sirve de guía para los padres de familia o cuidadores, al momento en que se presente una lesión en los dedos de los niños y niñas.

Las lesiones en los dedos


Amputación dedo índice
dedo índice

Incluyen cualquier herida en el área del dedo. Van desde una simple contusión o rasguño hasta la extracción del dedo. Ocurren con frecuencia en bebés, niños y niñas porque las manos se utilizan para explorar los alrededores y jugar.

Como se conforman los dedos

Los dedos tienen cada uno tres huesos (falanges); el pulgar tiene dos. La yema del dedo consiste en la falange superior con el músculo, tejido, nervios y uña circundantes. La punta de un dedo es una estructura altamente compleja, con muchas características especializadas, una de las cuales es una rica red de nervios sensoriales. La uña se llama la placa ungular. Debajo de la placa ungular está el lecho ungular, el tejido mayormente rosado que se ve debajo de la uña. La pulpa es el área de la piel opuesta a la uña y generalmente es muy vulnerable a las lesiones.

Tipo de lesiones en los dedos

Son extremadamente comunes y variadas.

Por golpes: Las lesiones por golpes o por aplastamiento pueden causar sangrado debajo de la placa ungular (hematomas subungueales), que pueden ser muy dolorosos. Las uñas también se pueden arrancar (avulsiones de las uñas) y se puede romper el hueso de la punta de los dedos (fractura).


Lesión por golpe en el dedo
Lesión por golpe en el dedo

Por cortes: Los cuchillos y el vidrio provocan cortes (laceraciones) y pinchazos. Ocasionalmente, el final de la punta del dedo se arranca (se amputa). Cuando faltan partes de la punta del dedo, la lesión se describe como una amputación parcial. Cuando el dedo se corta más de la mitad, la lesión se describe como una amputación subtotal. Y total cuando queda sin dedo.


Lesión por corte en el dedo
Lesión por corte en el dedo

Por quemaduras o congelación: Las quemaduras y la congelación también suelen lesionar los dedos.

Causas y síntomas

En los niños y niñas, las lesiones en los dedos son el resultado de accidentes que ocurren en el juego o en el hogar. Se trata de cortes, ya sea por vidrio, cuchillos u otros objetos afilados; o lesiones por aplastamiento, como cuando la yema de un dedo queda atrapada en una puerta o ventana o es golpeada por un martillo o una piedra.

Ads

Los síntomas dependen de la naturaleza de la lesión en el dedo y pueden incluir algunos de los siguientes: Dolor, sangrado, hinchazón, perdida de tejido, restricción de movimiento y amputación.  

Cuando llamar al médico


Lesión en el pulgar
Lesión en el pulgar

Los padres siempre deben ver a un médico de inmediato si su hijo o hija se lesiona algún dedo o pulgar.

Las yemas de los dedos contienen muchos nervios y son muy sensibles, sin un cuidado oportuno y adecuado, una lesión en el dedo puede interrumpir la compleja función de la mano, lo que resulta en una deformidad permanente y posterior discapacidad.

El sangrado de cortes menores en las yemas de los dedos a menudo se detiene solo si se aplica presión directa sobre la herida con un paño limpio. Si la presión continua no disminuye o detiene el sangrado después de 15 minutos, se indica una visita a la sala de urgencias mas cercana.

Diagnóstico y valoración 


Diagnostico y valoración del dedo
Diagnóstico y valoración del dedo

El médico tratante comienza un diagnóstico evaluando cuidadosamente la lesión del dedo. Los huesos y las articulaciones son examinados en busca de movimiento y . Los nervios se examinan en busca de funciones sensoriales (sensaciones sensoriales) y motoras (movimiento).

Como parte del diagnóstico de la lesión, el médico tratante también considera los siguientes factores: Naturaleza de la lesión (aplastado o afilado), involucramiento de uñas o clavos, compromiso óseo, viabilidad de la punta, presencia de cuerpos extraños.

Adecuado tratamiento


Adecuado tratamiento
Adecuado tratamiento

El profesional brinda un tratamiento individualizado para las lesiones de los dedos según la naturaleza y el alcance de la lesión. El médico que lo trata generalmente administra una inyección (anestesia con bloqueo digital) para detener el dolor en el dedo afectado. Luego, él o ella puede enjuagar la herida (irrigar) con una solución salina, inspeccionarla para detectar huesos expuestos, pérdida de tejidos blandos y lesiones en las uñas o en el lecho ungular. El tejido infectado o muerto o los materiales extraños también se eliminan (desbridamiento) para reducir el riesgo de infección. Si se ha acumulado sangre debajo de la uña (hematoma subungueal), el médico puede drenarla perforando a través de la uña. Los antibióticos y la vacuna contra el tétanos también se pueden prescribir.

El objetivo del tratamiento es una yema del dedo indolora que tenga una piel dura y sensible. Una punta de los dedos normal tiene sensación, sin dolor, acolchado, estable y un aspecto aceptable. La mano debe poder pellizcar, agarrar y realizar otras funciones normales. En casos de lesiones graves y siempre que sea posible, el médico intentará mantener la longitud y apariencia del dedo y preservar su uña.

En caso de requerir cirugía



A menudo requieren tratamiento quirúrgico, que generalmente se realiza con anestesia local. La cirugía de reparación de dedos incluye lo siguiente:

Suturas: las heridas de laceración se cosen (suturan) después de la aplicación de un bloqueo digital.

Ads

Cirugía del lecho ungular: si se lesiona el lecho ungular, se puede retirar la placa ungular, desbridarse y reparar cuidadosamente la cama ungular. Luego se vuelve a insertar la placa ungular y se cubre la herida. Se puede aplicar una férula de dedo.

Amputación del dedo: se utilizan varios métodos para las lesiones por amputación, incluida la amputación simple de la yema del dedo, injertos de piel total o parcial y colgajos de piel.

Cirugía reconstructiva con colgajo: si una lesión en la punta del dedo expone el hueso y no hay suficiente tejido para cerrarlo, es posible que el cirujano deba acortar el hueso y transferir un trozo de piel y grasa subyacente y vasos sanguíneos de una parte sana del cuerpo del paciente al sitio de la lesión. Un vendaje voluminoso y una férula sostienen la mano después de la cirugía, con los dedos no lesionados libres para hacer ejercicio. Una segunda operación puede ser necesaria después de unas pocas semanas para separar el colgajo de su origen.

Falange fracturada: en el caso de una fractura ósea en la yema del dedo, el hueso se endereza y se coloca en una férula o yeso. Se puede insertar un pasador metálico temporal en el hueso para mantenerlo en su lugar hasta que se produzca el crecimiento del hueso. Y si llega a faltar parte del hueso, el dedo se acorta o el cirujano puede usar un injerto óseo.

Pronóstico


Curación del dedo
Curación del dedo

Las pequeñas heridas en la piel y la pulpa de un dedo, se debe realizar una curación completa dentro de tres a cinco semanas. En el 60% de los pacientes con hematomas subungueales que involucran más del 50% de la superficie de la uña, la laceración es reparable.

Las laceraciones de las uñas que no se tratan pueden causar deformidades en las uñas. El tiempo promedio de curación de la amputación de la yema del dedo es de 21 a 27 días. En muchos casos, la cirugía de reparación de la punta de los dedos devuelve un gran grado de sensación y función. Sin embargo, las posibles complicaciones de la cirugía son infección, mala curación, pérdida de sensibilidad o movimiento, coágulos de sangre y reacciones adversas a la anestesia.

A veces ocurre dolor leve a intenso y sensibilidad al frío o calor, después del tratamiento para una amputación.

Prevención y cuidados



Los niños y niñas deben ser supervisados ​​en todo momento en sus actividades. Los padres no deben permitir que los niños y niñas utilicen herramientas afiladas y cuchillos sin supervisión. Se les debe enseñar a usar los cuchillos y herramientas de manera adecuada. Explicarles los riesgos de aplastamiento sea este con puertas, cajones, ventanas, piedras, juguetes, entre otros.

Preocupaciones de los padres


Cuidado y protección de los padres
Cuidado y protección de los padres

Los padres deben ser conscientes de que la recuperación de una lesión grave en la punta del dedo puede llevar meses y requerir terapia con las manos. Esto puede incluir ejercicios manuales para mejorar el movimiento y la fuerza, terapia de calor y masajes, estimulación nerviosa eléctrica, férulas, tracción y envolturas especiales para controlar la hinchazón.

Estudio realizado en U.S.A.


En los , las lesiones en las yemas de los dedos representan aproximadamente dos tercios de las lesiones en las manos de los niños. Se reporta que el daño al lecho ungular ocurre en 15 a 24% de las lesiones en la punta de los dedos. Un estudio de Florida sobre lesiones en las manos en niños realizado en 2002 mostró que el entorno de lesiones en las manos más frecuente fue el aire libre (47%). Las lesiones más frecuentes fueron laceraciones (30%), seguidas de fracturas (16%). Los dedos eran la parte comúnmente lesionada de la mano, particularmente el pulgar (19%), y las yemas de los dedos estuvieron involucradas en el 21% de los casos. Los menores de dos años, sufrieron lesiones en la punta de los dedos, esto ocurre principalmente en el hogar.

Ads




Artículo tomado de; http://www.healthofchildren.com/E-F/Fingertip-Injuries.html