1505 * Vistas Recientes

Contenido:

Risuka o Cutting

Hacerse risuka o cutting puede convertirse en un hábito, pues el cerebro empieza a asimilar que aquello que lo lastima es el estímulo perfecto para aliviar su dolor. Existe una finísima frontera entre el dolor y el placer. Los mismos mecanismos neuroquímicos, que segrega el cuerpo para mitigar el dolor, las usan para las sensaciones placenteras.

¿Cómo detectarlo?
En algún momento, se relacionó como una práctica exclusiva de los emos, aunque la realidad es otra; ya sean adolescentes, fresas, geeks o de cualquier tribu urbana encuentran en el hecho de herirse, un acto de escape al sufrimiento emocional.

El primer síntoma de que alguien está atrapado en el cutting es la negación. Otros síntomas son:

Arañarse.
Picarse con agujas.
Cortarse la piel con objetos filosos.
Morderse la mano el dedo o el brazo.
Hacerse agujeros o tatuarse ellos mismos.
“Atrapados y sin esperanza”.
Tal es el sentimiento que los invade, cuando se les pide que los describan. Las autolesiones les ayudan a sentirse más en control. Otros hablan de sensaciones de rabia o tensión que se van acumulando dentro de uno hasta que se sienten como si fueran a explotar. Las autolesiones alivian esta tensión. Las sensaciones de culpa o vergüenza pueden también hacerse insoportables. Las autolesiones pueden ser una forma de autocastigarse. Algunos tratan de adaptarse a experiencias emocionales traumáticas o abusivas intentando convencerse de que los acontecimientos que les preocupan nunca han sucedido.

Causas
Falta de control de impulsos.
Trastornos de la personalidad: (psicosis, trastorno límite, depresión, crisis obsesivas, estrés postraumático, entre otros)
Manejo no adecuado de emociones: Tratan de afrontar el dolor que les provocan las mismas.
Librarse de sentimientos negativos: enojo, ansiedad o tristeza.
Abuso físico o sexual, bullying.
Disfunción familiar
Es una forma no verbal de comunicación donde los sentimientos se transmiten visualmente a través del cuerpo.

Algunos jóvenes a veces describen sentimientos como de estar “dormidos” o “muertos”. Dicen sentirse desconectados de su cuerpo o de su mundo y las autolesiones son una forma de sentirse más vivos o conectados

Si conoces a alguien que lleve a cabo esta práctica, sugiérele que busque ayuda especializada.

Share