1688 * Vistas Recientes

Contenido:

¿Cómo Prepararse Para Una Mastectomía? * MG Latam

En la preparación lo primero es reunirse con el cirujano para hablar sobre las opciones, antes de la cirugía, te reunirás con un cirujano y un anestesiólogo para hablar sobre tu operación, revisar tu historia clínica y que determinen el plan de anestesia. Es un buen momento para hacer preguntas y asegurarte de que comprendes el procedimiento, incluidos los motivos y los riesgos de la cirugía.
Un tema para hablar es si te harás reconstrucción mamaria y cuándo. Una opción puede ser que te hagan la reconstrucción inmediatamente después de la mastectomía, mientras aún estás anestesiada. La reconstrucción mamaria puede comprender lo siguiente:
El uso de expansores mamarios con implantes salinos o de silicona.
El uso del propio tejido de tu cuerpo (reconstrucción con tejido autólogo).
El uso de una combinación de reconstrucción con tejido e implantes.
La reconstrucción mamaria es un procedimiento complejo realizado por un cirujano plástico, también denominado «cirujano reconstructivo». Si planeas someterte a la reconstrucción mamaria el mismo día que te sometes a la mastectomía, te reunirás con el cirujano plástico antes de la cirugía. Te darán instrucciones acerca de las restricciones antes de la cirugía y otras cosas que debes saber: Dile a tu médico qué medicamentos, vitaminas o suplementos estás tomando. Algunas sustancias podrían interferir en la cirugía.
Deja de tomar aspirina u otros anticoagulantes. Al menos una semana antes de la cirugía, pregúntale al médico sobre los medicamentos que tienes que evitar debido a que pueden aumentar el riesgo de padecer sangrado excesivo. Estos incluyen la aspirina, el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) y otros analgésicos específicos, así como medicamentos anticoagulantes (diluyentes de la sangre), como la warfarina (Coumadin, Jantoven).
No comas ni bebas entre 8 y 12 horas antes de la cirugía. Recibirás instrucciones específicas de tu equipo de atención médica. Prepárate para una estancia hospitalaria. Pregúntale a tu médico cuánto tiempo estarás en el hospital. Trae una bata y pantuflas para que te sientas más cómoda en el hospital. Lleva una bolsa con tu cepillo de dientes y algo que te ayude a pasar el rato, como un libro.
Lo que puedes esperar: Biopsia de ganglios centinelas, Durante una disección de ganglios axilares, el cirujano extirpa algunos ganglios linfáticos de la axila del lado donde se encuentra el tumor.
En una biopsia de ganglios linfáticos centinelas, el cirujano solo extirpa los primeros ganglios en los que drena un tumor (ganglios centinelas).
Después, los ganglios extraídos durante la mastectomía se examinan para determinar la presencia de cáncer. Si no hay cáncer, no es necesario extirpar más ganglios linfáticos. Si hay cáncer, el cirujano analizará las opciones, como la aplicación de radiación a la axila. Si decides hacer esto, no será necesario extirpar más ganglios linfáticos.
La extirpación de todo el tejido mamario y de la mayoría de los ganglios linfáticos se denomina «mastectomía radical modificada». Con las técnicas de mastectomía más nuevas, se extirpa una menor cantidad de tejido y de ganglios linfáticos.
Algunos otros tipos de mastectomía son los siguientes:
Mastectomía total: Una mastectomía total, también conocida como «mastectomía simple», implica la extirpación de toda la mama, lo cual incluye el tejido mamario, la areola y el pezón. Al momento de llevar a cabo una mastectomía total, se puede hacer una biopsia de ganglios linfáticos centinelas.
Mastectomía con conservación de piel: Una mastectomía con conservación de piel implica la extirpación de todo el tejido mamario, el pezón y la areola, pero no la piel de la mama. También se podrá hacer una biopsia de ganglios linfáticos centinelas. La reconstrucción mamaria se puede llevar a cabo inmediatamente después de la mastectomía. La mastectomía con conservación de piel puede no ser apta para los tumores más grandes.
Mastectomía con conservación del pezón: Una mastectomía con conservación del pezón o de la areola implica la extirpación del tejido mamario únicamente, ya que se conserva la piel, el pezón y la areola. También se podrá hacer una biopsia de ganglios linfáticos centinelas. La reconstrucción mamaria se realiza inmediatamente después.
Antes del procedimiento: El médico o el enfermero te indicarán cuándo debes llegar al hospital. La mastectomía sin reconstrucción suele durar entre 1 y3 horas. A menudo, la cirugía se realiza de manera ambulatoria, y casi todos los pacientes vuelven a su casa el mismo día de la operación.
Si te van a extirpar ambas mamas (mastectomía doble), la cirugía durará más y es posible que debas permanecer en el hospital un día más. Si te van a realizar una reconstrucción mamaria después de la mastectomía, el procedimiento también durará más tiempo y probablemente debas permanecer en el hospital algunos días más.
Si te van a realizar una biopsia de ganglios centinelas, antes de la cirugía te inyectarán un marcador radioactivo y un tinte azul en el área que está alrededor del tumor o en la piel que se encuentra sobre el tumor. El radiomarcador y el tinte se desplazarán al ganglio o a los ganglios centinelas, lo que permitirá que el médico vea dónde se encuentran y los extirpe durante la cirugía.
Durante el procedimiento: La mastectomía suele realizarse con anestesia general, por lo que no estarás consciente durante la cirugía. El cirujano comienza con una incisión elíptica alrededor de la mama. Se extrae el tejido mamario y, según el procedimiento que se realice, también se podrán extraer otras partes de la mama.
Independientemente del tipo de mastectomía a la que te sometas, el tejido mamario y los ganglios linfáticos que se extraigan se enviarán a un laboratorio para su análisis.
Si te realizarán una reconstrucción mamaria al mismo tiempo que la mastectomía, el cirujano plástico coordinará con el cirujano de mamas para estar disponible al momento de la cirugía.
Una opción para la reconstrucción mamaria implica la colocación de expansores tisulares en el tórax. Estos expansores temporales formarán un nuevo montículo mamario.
En el caso de las mujeres que se someterán a radioterapia después de la cirugía, una opción es colocar expansores tisulares temporales en el pecho para mantener la piel de la mama en su lugar. Esto permite demorar la reconstrucción mamaria definitiva hasta después de la radioterapia.
Si planeas someterte a radioterapia después de la cirugía, reúnete con un oncólogo radioterápico antes de la cirugía a fin de hablar acerca de los beneficios y los riesgos, así como de la manera en la que la radiación afectará tus opciones de reconstrucción mamaria.
Una vez finalizada la cirugía, la incisión se cierra con suturas (puntos) que se disuelven o se extraen con posterioridad. También se podrían colocar uno o dos tubos plásticos pequeños en donde se extirpó la mama. Los tubos drenarán cualquier líquido que se acumule después de la cirugía. Los tubos se cosen en el lugar, y los extremos se conectan a una pequeña bolsa de drenaje.
Después del procedimiento: Después de la cirugía, puedes esperar que ocurra lo siguiente:
Ser trasladado a una sala de recuperación en donde se controlen la presión arterial, el pulso y la respiración.
Tener un vendaje (apósito) sobre el lugar en donde se realizó la cirugía.
Sentir algo de dolor, entumecimiento y una sensación de pinchazos en el área de la axila.
Recibir instrucciones sobre cómo cuidarte en tu casa, lo que incluye cuidar la incisión y los drenajes, reconocer signos de infección, y comprender las restricciones de actividad.
Hablar con el equipo de atención médica acerca de cuándo volver a utilizar sostén o usar una prótesis mamaria.
Recibir recetas para analgésicos y posiblemente un antibiótico.
Resultados: Los resultados del informe patológico deberían estar disponibles en el lapso de una semana o dos después de la mastectomía. En tu visita de seguimiento, tu médico puede explicarte el informe. Si necesitas más tratamiento, tu médico puede derivarte a los siguientes médicos:
Un oncólogo radioterapeuta para analizar los tratamientos de radiación, que pueden recomendarse si tuviste un tumor grande, muchos ganglios linfáticos que se examinaron y dieron positivo para el cáncer, cáncer que se había diseminado a la piel o al pezón, o cáncer remanente después de la mastectomía.
Un oncólogo para analizar otras formas de tratamiento después de la operación, como la terapia hormonal si el cáncer es sensible a las hormonas, o la quimioterapia, o ambas.
Un cirujano plástico, si estás pensando en una reconstrucción mamaria.
Un psicólogo/a u orientador, o grupo de apoyo para ayudarte a afrontar el cáncer de mama.

Share