Reacciones Psicológicas

La pérdida de una extremidad o parte del cuerpo es en sí un cambio de vida. El impacto psicológico de la amputación puede ser tan significativo como los desafíos físicos que enfrenta el paciente. Ese cambio depende de variables que hacen que los desafíos que enfrenta cada persona sean únicos. Todo dependiendo de su autoestima, resilencia y capacidad de aceptar y adaptarse a las situaciones.

En este mundo actual la apariencia física es importante, pero aún más lo es cómo cada persona se siente en relación a su propio cuerpo, pues la satisfacción con el mismo determinará el concepto y la imagen que uno tenga de sí y la forma de relacionarse con el entorno.

La insatisfacción con la imagen corporal está asociada a una baja autoestima, pobre autoconcepto, problemas en la identidad de género, ansiedad interpersonal, problemas sexuales y trastornos depresivos.

Todos los cambios que llevan la vida con una amputación (no congénita) altera progresivamente el aspecto físico de las personas, con la pérdida de masa muscular, insuficiencia circulatoria, etc., y algunos cambios serán permanentes, como los efectos de algunas cirugías, entre los que se cuentan las cicatrices.


Reacciones Psicológicas, humor, alegría, aceptación.

Algunos cambios son únicamente estéticos, pero otros conllevan además una incapacidad funcional. Se ha observado que estos cambios están asociados a una insatisfacción corporal y a un deterioro en la percepción de la imagen corporal, y que suelen ir acompañados de un gran impacto emocional que coloca a la persona en una crisis con una alta vulnerabilidad psicológica.

En la mayoría de los casos, la intervención psicológica ocurre en la fase de adaptación. Sin embargo, es clave que comience desde antes de la propia amputación para minimizar el trastorno de adaptación que surge en casi todos los casos y así tener una recuperación emocional y física mucho más saludable.

Uno de los problemas más difíciles que ocurre durante el proceso de adaptación es perder el sentimiento de independencia por tener que depender de otros, incluso para las necesidades más básicas.

Independientemente del motivo por el que viva la amputación, es muy posible que un amputado pase por las mismas fases psicológicas que otras personas.


Reacciones Psicológicas, humor, alegría, aceptación.

Algunas maneras de trabajar los problemas de autoestima pueden ser:

Darse permiso para sentirse mal porque tienen motivos, y también para descubrir que existe un proceso de superación.

Sacar tiempo para hablar con su familia y/o pareja: Hablar de los sentimientos y comunicarse con sinceridad. Una discusión ayuda a reducir la ansiedad y ayuda a las familias a planificarse por adelantado, manteniendo el sistema de apoyo del paciente-familia y amigos involucrados e informados. La persona sometida a una amputación es probable que no esté sola en su transición. No solo está usted afectado, en cierta medida, también lo están todos los que están relacionados con usted, incluyendo su pareja, hijos, otros miembros de la familia, amigos, empleados y compañeros de trabajo.

Mantenerse en contacto con recursos de ayuda profesional: Resulta muy positivo que los pacientes tengan desde el principio a varias personas con quién compartir sus dudas o miedos ante el proceso que van a padecer. Así se sienten apoyados, validados y tienen la certeza de que, durante su tratamiento cuentan con un equipo de profesionales que los ayudan en todos los aspectos de su recuperación y adaptación, además de brindarles apoyo físico, emocional y psicológico. Estas ayudas profesionales y grupos de apoyo le ayudan a fortalecer la Inteligencia Emocional del paciente y familiares. El fortalecer la misma, ayuda a desarrollar destrezas para resolver las complejidades en el entorno social y emocional.

Reúnase con los empleadores. Para explicar la situación y conseguir apoyo moral por parte de su entorno laboral.

No pensar más de lo necesario e imaginar cosas, es otro error que se comete, la forma en que percibimos nuestro cuerpo. Después de una amputación, es muy normal creer que ya no resulta atractivo. La pérdida de un miembro no supondrá ninguna diferencia en su relación, sexual o de otro tipo. Por supuesto, serán necesarios algunos ajustes, que pueden hacerse y se harán, y las cosas, con el tiempo, volverán a la normalidad.

Asesoramiento entre pacientes amputados, muy importante tanto previo a su amputación como posterior. Estas personas ya tienen la experiencia y vivencia, siendo mucho más cómodo para usted hablar con él o ella. Es importante sacarse esos sentimientos y comunicarse con sinceridad. De otro modo, esos sentimientos se enconarán y le causarán más daño a usted, a su familia y a su pareja.

Todos tenemos derecho a ser la persona que queremos ser y la única persona que puede quitarnos ese derecho somos nosotros mismos. Depende de usted el ver la vida de manera positiva y el asegurarse un futuro productivo. Es muy fácil caer en el abismo de la autocompasión, decidir que no vale la pena y pasar parte o el resto de su valiosa vida hibernando. No deje que eso ocurra. Si necesita ayuda, hay muchos recursos que pueden serle útiles. Si usted tiene un compañero que le asesora háblelo con él. Después de todo, ha pasado por lo mismo que usted está experimentando ahora. Usted también puede.



Referente Bibliográfico
https://opedge.com/Articles/ViewArticle/2016-05-27/2016-06_01?spanish=True
https://www.amputee-coalition.org/resources/spanish-psychological-aspects/
https://www.rpsmedical.com/importancia-del-apoyo-psicologico-tras-la-amputacion-de-una-extremidad/
https://massanarevista.com/2017/03/14/amputacion-dolor-fisico-y-emocional/

Leave a Comment